Año nuevo, blog nuevo, vida nueva

He pasado la última semana del año migrando -pues las páginas web son como las aves- la mayoría de mis proyectos digitales a un servidor distinto y adecuándolos a distintos servicios de blog y wikis, mucho más flexibles que lo que utilizaba hasta ahora. En fin, que a nuevo año, estreno de nueva web. Esto me ha hecho pensar en flexibilizar un poquito el presente blog, y tratar más a menudo pequeños detalles materia de un blog personal. Como dijo aquel sabio: “Las pequeñas cosas hacen de la vida algo grande.” O como dijo aquel otro escritor: “De pequeñas historias nacen los grandes pensamientos y las grandes novelas”. Y a pesar de que la novela dice estar moribunda desde hace un siglo, creo que las pequeñas historias (¿debería apuntarme también ya al nanoblogeo?)aún tienen un futuro asegurado, entre otras cosas porque la literatura no deja de ser al fin y al cabo una forma de cotilleo (estetizado, se aplique el género que se aplique), y la creciente individualidad a la que nos sometemos cada vez más, por un lado celosos de una intimidad que luego exhibimos afanosos en Youtube, por otro lado enfermos desde esa individualidad por pertenecer a la redes sociales de cualquier tipo, nos abre una ventana más al cotilleo 2.0. y al deseo de recibir historias de todo tipo, pero que sean en la red, por la red, y enredados en la red, disfrutar de nuestro voyeurismo digital a través del personaje virtual que somos gracias a nuestro otro yo, el nick o apodo que acabamos siendo. Y que sirva de higiene mental y de ejercicio del ser imaginario que construimos día a día. Así que allá vamos, feliz y bloguero 2008 a todos.

Anuncios

Un comentario en “Año nuevo, blog nuevo, vida nueva

  1. Bueno, Alvaro, pues, efectivamente, como ha demostrado la ciencia a lo largo de muchos años, y la experiencia “del dia a dia”, de la humanidad, las cosas grandes se componen de cosas pequeñas; y puestos en esta disyuntiva, que es lo verdaderamente importante?. En nuestra tecnosociedad actual a menudo nos olvidamos de esto, y creo, sinceramente que estamos equivocados. Las pequeñas historias no es que tengan futuro, es que son las que construirán el futuro, y a veces, hay que parar el ritmo actual y concentrarse en ellas.A pesar de todo, también creo que el cambio es inevitable, y, en muchas ocasiones necesario, porque indica que estamos vivos, asi que, animo con tu nueva web!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s