Universos transmedia y convergencias narrativas

El fenómeno transmedia está adquiriendo mayor importancia, en especial desde que en los últimos años las series televisivas, de gran aceptación de crítica y público, han buscado la complicidad de la audiencia para seguir manteniéndola atenta al mundo narrativo en el que, semana tras semana, la trama y sus personajes la hacen sumergirse. Hacer un seguimiento del pasado y el carácter de los protagonistas, su contextualización dentro de la historia en la que actúan, proseguir las aventuras alternativas al margen de las expuestas en la serie, la lectura de libros o comics que salen al calor del mundo narrativo, etc. comienza a ser una técnica habitual para la narración a grandes audiencias, que grandes productoras, capaces de dominar diferentes medios de comunicación, se encargan de gestionar y aprovechar comercialmente. En el caso español se puede destacar la serie Águila Roja, que ganó varios premios europeos por su proyecto multiplataforma, que pronto ha derivado en contenidos nuevos y participativos para otros formatos, y es un modelo que han seguido las demás superproducciones televisivas nacionales.

Sin embargo, y siguiendo la conceptualización popular de transmedia realizada por Henry Jenkins hace tiempo en Convergence Culture: Where Old and New Media Collide, llevar a cabo un proyecto transmedia no es sencillo, y a menudo no es barato, ya que debe crearse un mundo narrativo que supere su difusión por un único medio de difusión. Al mismo tiempo, lo que se cuenta en un medio, no debe narrarse en otro, porque cada parte de la historia, cada extensión o ramificación debe pertenecer al medio más adecuado. No se trata de repetir un mismo episodio en la tele, en el comic y en la novela. Sin embargo, la historia debe tener coherencia en todas sus ramificaciones, y por tanto, debe haber un acuerdo común sobre los hechos y la cronología básica. Si sumamos al fenómeno la actividad fandom, con todos los seguidores aportando enciclopedias, relatos y juegos de propia creación, al margen de una productora comercial (o auspiciados por ella, como en el caso de Pottermore), el universo transmedia se vuelve una narración de autoría múltiple, altamente participativa, compleja, polimórfica, y orgánica.

En el monográfico que para la revista especializada Caracteres coordiné junto con Daniel Escandell en 2014, pueden leerse las diferentes aproximaciones al género transmedia y sus implicaciones en numerosos aspectos, desde la definición de un concepto aún en evolución, hasta sus fronteras en la creación y la difusión de contenidos. Hay ejemplos de la literatura, el comic, el cine, el videojuego, las crónicas de viaje, la política, las redes sociales, o la alfabetización.

Si bien la narración transmedia empieza a tener visos de una moda en crecimiento, que incluso pasará pronto a una asumida costumbre especialmente entre los medios audiovisuales, hay que recordar que su manifestación no es únicamente contemporánea, ni procede siempre del mundo cinematográfico o televisivo. De hecho, el universo de The Walking Dead nació en un comic impreso, ha alcanzado popularidad con la serie de TV (con la que se puede interactuar mediante las redes sociales), y ha devenido en relatos, juegos, wikis y aplicaciones para tabletas, de aficionados o producidas por AMC.

Sin duda es un campo de estudio de gran impacto para el estudio actual de la ficción, y debería serlo también para la relectura de la ficción anterior, matizando técnicas y elementos, ya que los universos narrativos han tenido trasvases y desarrollos ficcionales en el mundo de la fotografía, la pintura, la arquitectura, la escultura, la danza, etc. Grandes mitos como el de Orfeo y su historia con Eurídice, han sido difundidos a lo largo de los siglos mediante diferentes medios artísticos, recuperando alguno de los episodios de su historia o sugiriendo nuevas ramificaciones o proyecciones.

En la actual situación de las humanidades, ante un ecosistema de medios que supera al impreso como única via de transmisión del conocimiento, creo con N. Katherine Hayles, tal como sugiere en How We Think: Digital Media and Contemporary Technogenesis, que debemos ampliar nuestras perspectivas de análisis textual, mejorando y promoviendo los estudios comparativos de medios:

“As a concept, Comparative Media Studies has long inhabited the humanities, including comparisons of manuscript and print cultures, oral versus literate cultures, papyri versos vellum, immobile type versus moveable type, letterpress versus offset printing, etc. These fields have tended to exists at the margin of literary culture, of interest to specialists (but significant exceptions) rarely sweeping the humanities a a whole” (7)

Y no solo, como propone Hayles después, para evitar crear un abismo de práctica entre las humanidades tradicionales con las llamadas humanidades digitales. En el asunto que nos ocupa, esta aproximación implica aceptar los textos ficcionales como participantes con derecho propio de un universo narrativo común que se difunde, eso sí, por medios diversos, a través de soportes diversos, y por tanto mediante el uso de retóricas diversas; pero sin perder de vista la conexión común del universo narrativo. Eso significa sumar, trabajar participativamente, conectar disciplinas y técnicas de análisis narrativas, hallar nuevas conexiones y saber marcar las diferencias; trabajar transmediáticamente, también, dado que el conjunto de objetos, así lo requiere.

Si no, explíquenme cómo vamos a reunir y comprender la narración, expresada con la retórica de la imagen, el dibujo, la música, el cuerpo, y la letra impresa, que encontramos en un abanico, un ex libris, un azulejo, una canción, una danza y un libro que muestran, sobre sus muy diferentes soportes, una escena de don Quijote.

Para quien quiera comenzar a hacerse una idea inicial de lo que implica el fenómeno transmedia, recomiendo el libro reciente de Carlos Scolari, Narrativas transmedia. Cuando todos los medios cuentan. Buen provecho.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s